¿Qué son?

El punto de partida para la ordenación/planificación y creación de un marco institucional para el Área Central de Asturias, que implica la constitución del Área Metropolitana de Asturias (AMA), es la propuesta de unas Directrices subregionales para la misma (DAC).

En su articulado, el Reglamento de Ordenación del Territorio Urbano del Principado de Asturias (ROTU en adelante) contempla tres tipos de directrices:

  • las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio,
  • las Directrices Subregionales de Ordenación del Territorio, y
  • las Directrices Sectoriales de Ordenación del Territorio.

Tales directrices son, citando el propio ROTU:

el instrumento expresivo de los fines y objetivos de la política territorial del Principado de Asturias, constituyendo el principal elemento de planificación y coordinación territorial y la base para el desarrollo de las actuaciones con incidencia territorial que hayan de producirse en la Comunidad Autónoma

Sobre las Directrices Subregionales, el ROTU indica que son las referidas a un territorio menor al del Principado de Asturias, y contarán con los siguientes objetivos:

  • Primero, proponer un modelo estratégico para la utilización racional del territorio, que optimice sus aptitudes para la localización de actividades susceptibles de propiciar su desarrollo equilibrado y sostenible.
  • Segundo, establecer mecanismos de coordinación que permitan una gestión responsable de los recursos, de forma compatible con la protección del medio ambiente y la satisfacción de las necesidades sociales.
  • Tercero, definir un marco de referencia, orientación y compatibilización para los planes, programas de actuación y proyectos, tanto sectoriales como locales, con incidencia sobre su ámbito, en especial para los planes de ordenación urbanística y demás actuaciones de las Administraciones Públicas.
  • Cuarto, señalar las determinaciones y criterios de coordinación del planeamiento urbanístico, en el marco del modelo definido por las Directrices.

De este modo las Directrices subregionales para el Área Central de Asturias (DAC) se configuran como un instrumento de ordenación del territorio expresivo de los fines y objetivos de la política territorial del Principado de Asturias en su ámbito espacial y junto con las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio constituyen la base para el desarrollo de las actuaciones con incidencia territorial (art. 67 ROTU). Servirán igualmente como marco obligado de referencia para la elaboración de los planes y programas económicos (art. 68.2 ROTU).

De acuerdo con lo señalado en el apartado 2 del artículo 63 del ROTU, en función de su grado de vinculación, sus determinaciones se clasifican en:

  • Normas: determinaciones de aplicación directa y que prevalecen sobre la planificación sectorial y el planeamiento urbanístico. No precisan ser incorporadas materialmente a dichos instrumentos hasta su revisión. Son vinculantes para las administraciones públicas y los particulares desde su publicación.
  • Objetivos: determinaciones vinculantes respecto a sus fines, vinculantes para la Administración a quien corresponda su aplicación, que establecerá las medidas concretas para su consecución.
  • Recomendaciones: determinaciones que constituyen criterios indicativos o de orientación para la planificación sectorial y el planeamiento urbanístico. Su inobservancia deberá ser justificada en la memoria de estos instrumentos, así como la compatibilidad de la alternativa con los fines de la ordenación del territorio.

Como el resto de instrumentos de ordenación territorial, las DAC están vinculadas jerárquicamente a las determinaciones del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias y de las Directrices Regionales de Ordenación del Territorio.

Según dispone el artículo 101 del ROTU, la vigencia de las DAC es indefinida, salvo que en su propio texto o en el Decreto de su aprobación se indique lo contrario.

Este es, en definitiva, el instrumento legalmente previsto para la coordinación y desarrollo del espacio metropolitano que está emergiendo en el área central.