Ordenación espacial de la actividad económica

A la vez que la defensa de los sectores tradicionales, y de la gran industria en el futuro económico del AMA, el impulso a la economía basada en el conocimiento y la innovación como factor decisivo de competitividad es una exigencia incuestionable en un AMA cuyo sistema productivo ha evolucionado desde una base industrial siderometalúrgica y minera hacia una mayor diversificación y más presencia de servicios.

El eje físico e institucional formado entre el Campus de Excelencia Internacional de la Universidad de Oviedo, el campus universitario de Viesques y el Parque Científico y Tecnológico de Gijón (Cabueñes), la llamada “milla del conocimiento de Gijón”, en torno al que también se encuentra La Laboral y el Centro de Arte Industrial, es un ejemplo de planeamiento inteligente y muy exitoso, cuya consolidación y ampliación debe impulsarse desde la ordenación del territorio, por su vocación de desarrollo y modernización de la economía. Este eje constituye la esencia del Gijón más moderno y debe proyectarse espacio para su desarrollo y crecimiento óptimo. En general, los centros y parques tecnológicos existentes, como la fundación ITMA en Avilés, o el Parque Tecnológico de Llanera, deben propiciar el florecimiento en su entorno de actividad rica en conocimiento e innovación, a la vez que generar sinergias con las necesidades de I+D+i de las industrias del entorno y propiciar el acercamiento a espacios propios de la docencia e investigación universitarias.

La disposición de suelo empresarial urbanizado como factor de localización de actividad económica, siendo un aspecto crítico, está resuelto en el AMA merced a la disposición de suelo vacante (ya urbanizado o pendiente de culminar la urbanización) capaz de acoger cualquier proyecto empresarial que decida asentarse en ella, procurando atraer industria limpia y de valor añadido.

Sin descartar nuevos desarrollos futuros que vengan determinados por exigencias de localización o razones de equilibrio territorial en la disponibilidad de suelo para actividades económicas, el AMA debe apostar preferentemente por optimizar el aprovechamiento de la amplia variedad de áreas productivas existentes, y por la recuperación de aquellos enclaves con síntomas de obsolescencia, carencias de accesibilidad o calidad de servicios, en sintonía con lo expuesto en la propuesta de directriz V.3.1.

A su vez, se procurará consolidar la ocupación de áreas urbanizadas o en proceso de urbanización, antes que promover nuevos desarrollos.

La Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (ZALIA), ubicada en el entorno de San Andrés de los Tacones (Gijón), se inscribe en el modelo territorial propuesto como una plataforma logística multimodal, con una vocación de aportación a la dinamización económica de la región muy significativa por sus dimensiones, su emplazamiento viario y ferroviario de alta accesibilidad, y su conexión con los dos puertos ampliados, de interés general del Estado, a los que confiere un valor añadido, los puertos de Avilés y de Gijón, este último incluido como puerto nodal en la Red Transeuropea de Transporte TEN-T.

Su localización privilegiada permitirá una mejora significativa para la movilidad de bienes entre las regiones europeas, contribuyendo a la interoperabilidad de las redes nacionales y a una mayor internacionalización de la economía regional. ZALIA constituye una oportunidad para prevenir la dispersión de las actividades logísticas que puedan beneficiarse de las economías de aglomeración y del valor añadido a los productos transportados inherentes a la concentración del suelo logístico.

La conectividad viaria con la red de alta capacidad y su aproximación a los puertos se garantizará a través de los adecuados accesos, y la transferencia carretera-ferrocarril en su ámbito se resolverá mediante una estación intermodal. Todo ello, unido a la apertura de la variante ferroviaria de Pajares para uso mixto, y a los avances hasta Gijón de la red ferroviaria transeuropea, favorecerá la ocupación del área logística y el desarrollo de los puertos asturianos, al permitir o favorecer la implantación de operadores con capacidad de atracción de nuevos tráficos y de actividades industriales intensivas vinculadas al tráfico marítimo. En definitiva, la mejora de su conectividad contribuirá a convertir ZALIA en plataforma logística de referencia y líder en el noroeste de España.

ZALIA ha sido concebida inicialmente para su desarrollo, por fases, hasta un total de 413 hectáreas de suelo bruto, de las que actualmente están urbanizadas 113. Las eventuales redefiniciones de su ámbito deberán llevarse a cabo de manera concertada a nivel institucional. Como criterio orientador de partida, y admitiendo que a corto/medio plazo no son previsibles necesidades de urbanización de nuevas fases del área logística, se descarta la recalificación de esos suelos reservados a futuras fases para convertirlos en espacio de acogida de usos alternativos, residenciales o complementarios, al comprometer en el largo plazo el desarrollo de un proyecto logístico que es de interés regional.