El sector primario tiene un peso económico relativamente reducido, tanto en España como en Asturias, aunque tiene una gran importancia estratégica por su base territorial y su objetivo de provisión de alimentos sanos y seguros, y por su incidencia sobre el paisaje.

En el Principado, las explotaciones ganaderas tradicionales han estado vinculadas al territorio en un contexto de fuerte complementariedad entre agricultura y ganadería, si bien las transformaciones registradas a lo largo de los últimos decenios han ido en la línea de incrementar el número de animales por explotación, pero sin llegar a la intensificación.

Fenómenos de abandono de pastos, artificialización de terrenos en las zonas de mayor capacidad agrícola y concentración productiva ganadera. Los prados y pastizales, junto a los cultivos forrajeros, son los que presentan una mayor relevancia superficial regional, aunque constatándose el descenso de todas las superficies dedicadas a estos fines en los sucesivos censos agrarios.

El crecimiento de las explotaciones está claramente limitado por la disponibilidad de tierra, siendo de hecho la superficie media por explotación de 16 has., inferior a la media nacional. Cualquier medida encaminada a aumentar esta disponibilidad permitiría un crecimiento del tamaño de las explotaciones. Las explotaciones de orientación láctea, que basan su producción en maíz forrajero, necesitarían tierras de cultivo, y de pasto para las de orientación cárnica.

El 85% de la superficie regional es territorio de montaña, lo cual dificulta las producciones de las explotaciones y les resta competitividad.

  • De los 23 millones de m3 de superficie bruta de suelo para actividades empresariales, el 89% se concentra en la subregión central, el 8% corresponde a la parte occidental de la región (comarcas de Eo-Navia y Narcea), y el 3% restante en la zona oriental.
  • Amplia oferta de techo industrial, agrupada en torno a centros y viveros de empresas. Se concentran en el área central si bien alcanzan otros concejos de la región (Llanes, Cangas del Narcea, Tineo, El Franco y Gozón).
En 2014 Asturias siguió disminuyendo su demanda energética, que en la electricidad baja más del triple que la media nacional. En paralelo, sigue exportando un 21% de la energía eléctrica producida y las térmicas de carbón siguen representando el 70% de la energía eléctrica gene-rada, y el 20% de la energía producida por este mineral en España.

En lo referente a las renovables asociadas a la producción eléctrica, Asturias se sitúa por debajo de la media nacional en cuanto a la participación en el consumo eléctrico, y su par-ticipación en la producción total es también inferior; con un 3% del total, contribuye por debajo de lo que serían sus potencialidades relativas específicas.

El turismo es en Asturias una importante actividad económica, genera del orden del 11% del PIB de España y del 10% en Asturias, y aproximadamente el 12% de los empleos en España y del 11% en Asturias.

  • El grado de ocupación del sector hotelero en Asturias es de los más bajos de España, muy alejado de la media nacional (21% inferior a esta) y sólo por encima de Galicia. El grado de ocupación en plazas rurales en Asturias, que se sitúa en torno al 14%, un poco por debajo de la media nacional.
  • El Principado, a principios de siglo, parte de ser el destino autonómico español con el número de visitantes extranjeros más reducido, salvo La Rioja, si bien crece en un 83% en el período 2001-2012 (máximo crecimiento de todas las Comunidades Autónomas)
  • En 2014, sigue atrayendo un escaso 0,5% del total de visitantes extranjeros, por detrás de sus CCAA vecinas y competidoras del Eje Cantábrico. No obstante, ganando peso respecto a España y a todo el Eje Cantábrico.
  • Uno de los problemas graves del Principado, común a Galicia y a Cantabria, es la fuerte estacionalidad
  • Asturias lidera en 2014 las pernoctaciones en las provincias del Eje Cantábrico y vecinas, y ocupa la 18ª posición provincial en España. El peso de las pernoctaciones de los residentes en España y el papel destacado de los campings y del turismo rural en el Principado explican esa situación.
  • Realidades, problemas y retos con los que se enfrenta Asturias en materia turística:
    • bajos niveles de ocupación
    • débil posicionamiento en los segmentos de demanda de poder adquisitivo alto
    • 10 establecimientos asturianos (sólo el 1,9% del total) cuentan con la Q de calidad turística española.
    • fuerte concentración en Oviedo y Gijón y en general en los concejos litorales, particularmente el oriente asturiano
    • gran relevancia que poseen los alojamientos rurales respecto al total en el sur regional y, en particular, en el interior del Occidente (Allande, Tineo, Illano), y hacia el interior de la zona central, en el Valle del Nalón, en concejos como Caso o Laviana, siendo clara la interrelación del paisaje y del patrimonio natural con la oferta de este tipo de alojamientos
    • aumenta el crecimiento de visitantes del exterior de España (15% del total) y de sus pernoctaciones, y el de los turistas nacionales (que representan más del 80% del total) y sobre todo el turismo de origen en la propia región (9,5% del total), como una de las consecuencias de la crisis y de la reducción de ingresos del turismo con menos nivel adquisitivo
    • fuerte estacionalidad de la ocupación en los meses estivales (de junio a agosto)
    • medio de transporte predominante es el vehículo propio (79%), seguido del avión (12%).
  • Internet, primera opción para reservar el alojamiento

Pérdida de posiciones en el contexto nacional

En la evolución comparada de las Comunidades Autónomas 2000-2010, se aprecia que la evolución del Principado fue positiva en el período 2000-2008 desde el punto de vista de la ganancia de posiciones dentro del índice del producto interior bruto doméstico per cápita medio europeo, y aunque se produce una cierta inflexión a partir de ese año, ha venido siendo común al conjunto de las CCAA, manteniendo su 10ª posición en el conjunto de las 17 CCAA españolas.

Explicación: fuerte proceso de reconversión y de deslocalización industrial que la hace perder 20 puntos en este sector, pasando del 42%, en 1979 al 22% en 2006.

  • Asturias se encuentra en una posición mejor en relación al riesgo de pobreza respecto a la media nacional.
  • La renta media por hogar (datos 2014) en Asturias muy ligeramente por debajo de la media nacional
  • Respecto a la licitación oficial de las Administraciones Públicas en edificación residencial, Asturias es la región 9ª en mayor porcentaje de licitación en edificación en 2014, y 8ª por licitación/habitante media.

Baja productividad en sectores de demanda futura

En un primer grupo de actividades relevantes encontraríamos la especialización productiva funcional, comercio, administraciones públicas e industrias manufactureras. Un segundo grupo estaría conformado por la construcción y las actividades inmobiliarias, en las que también supera a la media nacional. En el resto de sectores la relevancia es sensiblemente menor.

Por debajo de la media nacional en los importantes sectores de futuro de la información y comunicaciones, actividades financieras y actividades profesionales y científicas.

Se cuenta con una productividad aparente del empleo superior a la media nacional, con valores que han ido variando entre un uno y un dos por ciento por encima de ésta en el período.

La productividad en Asturias supera a la media nacional, de forma destacada en las Actividades inmobiliarias, en la Industria manufacturera y en la Administración pública.

En 2015 había 67.451 empresas, el 2,12% de las existentes en España.