• La situación del Principado de Asturias, de España, de la Unión Europea (UE) y del conjunto del Planeta, a día de hoy, difiere muy sensiblemente de la que era cuando se aprobaron las DROT en 1991.
  • El siglo XXI está reflejando la dinámica de “cambio global”. Este cambio global implica consecuencias:
    • Globalización económica: deslocalización, inestabilidad y encarecimiento de los precios de las materias primas, la cuestión energética
    • Globalización financiera: El poder económico, beneficiado por una globalización financiera y unas ventajas de deslocalización inmediata del capital a través de Internet, tiene un poder político real y transnacional creciente, y cada vez condiciona más la política aplicada por los gobiernos.
    • Globalización social: crisis migratorias y desigualdades sociales
    • Globalización ambiental: el cambio climático, mayor contaminación, lluvias ácidas, pérdida de biodiversidad
  • El progresivo envejecimiento de la población sólo es compensado por la inmigración. Y es un problema particularmente grave en la UE.
  • Los flujos migratorios, las fuertes desigualdades en niveles de renta y bienestar hacen que las tensiones migratorias desde los países más desfavorecidos a los desarrollados sigan creciendo.
  • Adicionalmente, en la UE se producen otros movimientos migratorios por motivos de estudios, investigación o climáticos.

Los países europeos han ido alejándose cada vez más de las posiciones económicas más relevantes y situándose los centros de actividad económica más pujantes en Asia oriental, Brasil y EEUU. El Pacífico sustituye al Atlántico y Europa y España pasan a situarse en la periferia del poder y del control económico. Consecuencia: Las relaciones a más larga distancia crecerán y el transporte marítimo y el aéreo, tanto por motivos comerciales como turísticos, tendrán un peso creciente en las relaciones europeas, y consecuente y previsiblemente, también en las españolas.

Asturias se ha beneficiado de Fondos Estructurales y el Fondo de Cohesión. A causa del efecto estadístico, tiene ya la consideración de «región más desarrollada», y consiguientemente menor capacidad de acceso a fondos estructurales y exigencia de mayores porcentajes de cofinanciación.

Debilitamiento del principio de solidaridad entre los estados y regiones de la UE, con un riesgo cierto de institucionalización de una Europa de dos velocidades, en la que Asturias y el conjunto del Estado Español ocuparían una posición retrasada respecto de las economías más dinámicas del Norte.

  • Fondos Estructurales Europeos 2014-2020, de los nuevos criterios de admisibilidad implica que Asturias pasa de ser “región en transición” en el anterior periodo 2007-2013 a “regiones más desarrolladas. Posibilidades de financiación para las “regiones desarrolladas”:
    • FEDER: eficiencia energética y energías renovables, así como para la innovación y apoyo a PYMES.
    • FSE: empleo y formación, inclusión social ,pobreza
    • Cooperación territorial, aspecto esencial para la consecución de los objetivos de la Estrategia Europa 2020,
    • Desarrollo urbano sostenible integrado
    • Desarrollo a cargo de las comunidades locales, enfoque LEADER
  • Reforma de la PAC
    • La presión ejercida por los países más perceptores ha llevado a optar por dar a los Estados gran margen de decisión sobre el modelo de aplicación en sus territorios.
    • España se ha planteado un modelo de reparto de las ayudas directas entre los agricultores y ganaderos tomando como referencia unos derechos históricos, sin tener en cuenta la realidad de los sectores productivos
    • Asturias es la comunidad autónoma que más recursos destina a medidas del segundo pilar, que juegan un gran papel en el mantenimiento de los territorios, a través de prácticas tendentes a su conservación.
    • La nueva PAC permite que para que una superficie agraria sea elegible (es decir apta para declararse y por tanto susceptible de recibir ayuda) se use.
    • Asturias habrá recibido 325 millones de euros de la PAC para el desarrollo rural hasta 2020, 19 más que en el anterior periodo de programación, lo que representa una oportunidad para este sector y por sus efector territoriales en la actividad rural, la fijación poblacional en ese medio y la contribución al cuidado y mantenimiento de terrenos pastables.
    • Respecto del primer pilar de la PAC, especialmente importante para Asturias son medidas como la priorización de las pequeñas y medianas explotaciones, la ganadería de montaña, con mayores hándicaps para producir, y el mantenimiento al menos de los niveles de ayudas, y de las ganaderías perceptoras a nivel regional respecto de la situación preexistente.
    • Agricultura ecológica: campo específico considerado de futuro por la Unión Europea desde finales de los 90 ha registrado una evolución muy significativa en Asturias.

Sector pesquero: la capacidad de la flota española, sobre todo la gallega y la andaluza, es muy elevada. Asturias un peso relativamente reducido. Apuesta europea por el fortalecimiento de la pesca y acuicultura a pequeña escala que incluye el apoyo a las actividades transformadoras de la industria pesquera en las zonas de pesca costera artesanal, aspecto que beneficiaría al Principado.

En el marco legal propicio a la conservación del litoral hay que señalar que en los últimos años se han ido incorporando políticas, conceptos, normas y propuestas de futuro que hacen precisa su consideración desde la perspectiva de los objetivos de las DROT. La primera es la Directiva Marco de la Unión Europea para la ordenación del espacio marítimo de 2014, cuyo principal objetivo es impulsar el crecimiento sostenible de las actividades marítimas y costeras y el aprovechamiento sostenible de los recursos costeros y marinos a través del establecimiento de un marco que propicie la aplicación efectiva de la ordenación del espacio marítimo en aguas de la UE y la gestión integrada de las costas de los Estados miembros.

La Comisión Europea impulsa desde 2011 la denominada Estrategia Marítima Atlántica, cuyo objeto es promover el crecimiento sostenible en las regiones litorales y activar la denominada economía azul mediante la cooperación entre los cinco estados miembros pertenecientes a esta macrorregión. Contar con una Estrategia para la Gestión Integrada Portuario-Litoral de Asturias colocará a esta región en una situación de ventaja frente a otros socios atlánticos que carezcan de ella.

La decisión de la Unión Europea de colocar el problema energético entre los asuntos prioritarios de su agenda de futuro es una oportunidad y una necesidad para Asturias.

La Estrategia Europa 2020 ha planteado tres objetivos denominados 20/20/20: reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero respecto de los niveles de 1990, aumentar al 20% la parte de las energías renovables en el consumo final de energía y lograr un incremento del 20% de eficiencia energética para 2020.

El objetivo final es avanzar hacia una economía competitiva baja en carbono para 2050.

Las principales medidas han de ir dirigidas a conseguir un sector eléctrico más descarbonizado, una industria con un mayor nivel de eficiencia (intensidad energética) y la misma intensidad en la mejora de la eficiencia y en la sustitución parcial de los combustibles fósiles en el transporte y la calefacción. Adicionalmente se considera que la opción por la potenciación de la I+D+i en todos estos sectores.

En el medio urbano se aboga para incidir positivamente en la mejora de la eficiencia energética y en la reducción de emisiones, por la utilización de energías renovables distribuidas en redes inteligentes.

La UE considera urgente el que todos los países miembros dispongan, lo antes posible, de una Hoja de Ruta para avanzar en la dirección y hacia los objetivos señalados para 2050.

En las regiones más desarrolladas como Asturias, al menos el 20% de los recursos del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) habrán de destinarse a este objetivo, que abarca el incremento del uso de energías renovables, el aumento de la eficiencia energética, la promoción de sistemas energéticamente inteligentes y la adopción de una perspectiva integrada.